domingo, 28 de diciembre de 2014

Pronunciamiento frente a la política de terrorismo de estado: la represión no nos impedirá seguir luchando

Ni las amenazas, ni la cárcel, ni las torturas, impedirán que sigamos luchando contra el capitalismo

Colectivo Azcapotzalco-Adherente a la 6ª Declaración de la Selva Lacandona
La Voz del Anáhuac-Sexta por la libre
26 de diciembre de 2014

El domicilio de la profesora Karla Edna García Rocha fue allanado por policías judiciales, probablemente los mismos que desde hace 4 meses vigilan su domicilio. Esto ocurrió el 22 de diciembre en la tarde-noche, aprovechando que la compañera no se encontraba en su domicilio. No se robaron nada, hurgaron sus muebles, dejaron todo tirado en el piso: ropa, documentos personales, etc. Revisaron su PC, abrieron su correo, todo como dejando un claro mensaje de hostigamiento, de intimidación, de advertencia: “entramos a tu casa, podemos hacerlo cuando queramos”. La compañera es profesora de taller de lectura y redacción en el CCH Azcapotzalco, participa en la Asamblea Universitaria Académica y es adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Es evidente que el cateo en su domicilio está vinculado a su activismo por la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos desde el 26 de septiembre, a la solidaridad expresada públicamente por la libertad de lxs presxs políticxs, a su adherencia individual a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y a su colaboración con diversos espacios de la misma.

Esa misma noche, Julián López Cánare, miembro del Consejo Indígena Náyeri, fue secuestrado en la cabecera municipal de Ruiz Nayarit por sujetos armados a bordo de una camioneta pik up, lo retuvieron durante 6 horas, lo interrogaron, le robaron agenda y dinero y lo amenazaron: “sabemos quién eres, sabemos dónde sabes andar, sabemos tus movimientos, lo que haces, estamos enterados de todo, así que tú sabrás…”. El compañero participa en la resistencia al proyecto hidroeléctrico Las Cruces y a la Minería en Wirikuta por la afectación a sus lugares sagrados y centros ceremoniales, territorio y formas de subsistencia e identidad cultural.

El mismo 22 de diciembre, la compañera Kumiai, Aurora Meza de la Huerta ha sido arbitrariamente detenida, fabricando delitos en su contra. Esto ha sido una constante para todos los miembros de las comunidades kumiai que han estado defendiendo a su tierra y territorio: Agresiones, amenazas, intimidación constante contra Ofelia y su familia de la comunidad de Ojos Negros (hermana participante del Congreso Nacional Indígena), detención y encarcelamiento contra doña Eva Carrillo (miembro del Concejo de Ancianos de San José de la Zorra), y ahora hostigamiento contra la familia de Yolanda Meza de Juntas de Neji (también integrante del Congreso Nacional Indígena). Kumiai es una comunidad indígena en el norte de Baja California, su territorio abarca también algunas reservas indígenas del Estado de  California, EE.UU.

Estos tres hechos represivos, ocurridos en un mismo día en distintos y distantes lugares de la geografía mexicana están ligados por un común denominador: el hostigamiento, la agresión, la intimidación, la cárcel contra luchadorxs sociales, sean integrantes del CNI, de la Sexta, de las resistencias contra los proyectos de muerte del capital.

Los hechos referidos aquí seguramente no son los únicos, son los que logramos enterarnos mientras el común de la población celebraba la “navidad”. Para muchxs no hubo tal.

Queremos destacar que los hechos mencionados aquí ocurrieron el 22 de diciembre, justo cuando se cumplieron 17 años de la masacre de Acteal, que ha quedado impune. Y pocos días antes de que se cumplieran 3 meses de la masacre de Iguala y de la desaparición forzada de los 43 compañeros de la Normal Rural de Ayotzinapa ¿Es parte del mensaje del poder?

No hay duda, el estado-capital ha desatado una guerra contra el pueblo que se organiza, que resiste, que se rebela, que lucha desde sus espacios y territorios contra el depredador sistema capitalista.

Nosotrxs, integrantes del colectivo Azcapotzalco, adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, repudiamos la política de terrorismo de estado de que se vale el poder para pretender intimidar a quienes luchan.

Ni las amenazas, ni la cárcel, ni las torturas, impedirán que sigamos luchando hasta destruir el sistema basado en la explotación, el despojo, la represión y el desprecio. Ni la muerte nos detendrá, pues sabemos, que por cada uno que caiga, otros se levantarán y seguirán la lucha.

Seguiremos luchando, construyendo espacios autónomos, tomando los espacios públicos, hermanándonos con los pueblos indígenas y campesinos, con los obreros que resisten, con los profesores, estudiantes, artesanos, comerciantes que se organizan autogestivamente y resisten al capital.

No nos vamos a callar frente a cualquier allanamiento, detención, secuestro, tortura, encarcelamiento, desaparición forzada, asesinato de ningunx de nuestrxs hermanxs en lucha contra el capitalismo, contra la muerte y destrucción de la naturaleza, de la humanidad, del planeta.

¡SI TOCAN A UNX, TOCAN A TODXS!
¡VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!
¡LIBERTAD A TODXS LXS PRESXS POLÍTICXS!
¡MUERA EL CAPITALISMO!

Colectivo Azcapotzalco, adherente a la 6ª Declaración de la Selva Lacandona
La Voz del Anáhuac-Sexta por la libre

No hay comentarios: