miércoles, 30 de septiembre de 2015

México: Desapariciones forzadas. No son sólo los 43 estudiantes de Ayotzinapa

Decenas de miles de ciudadanos protestaron en Ciudad de México para exigir que se aclare el caso de los desaparecidos
26/10/2014

La desaparición de los 43 estudiantes normalistas del poblado de Ayotzinapa, en el estado mexicano de Guerrero, parece haber despertado del letargo a la sociedad mexicana ante un nuevo y gravísimo episodio de desapariciones en el país. La indignación ha sido tal que no ha pasado desapercibida en el resto del mundo y se ha trasformado en acciones a nivel global.
“¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!”, es el clamor que resuena por todo México en las recientes manifestaciones con la esperanza de que esto no solamente el gobierno mexicano realmente investigue y dé con el paradero de los jóvenes estudiantes, sino también que la comunidad internacional condene enérgicamente y presione al Estado mexicano.
Las actuales movilizaciones de la sociedad han tenido un efecto positivo, lograron  atraer los ojos del mundo, por lo que ahora es el momento preciso para que ese reclamo se convierta en un clamor por los cerca de 30 mil o más personas desaparecidas en todo el país, según estimaciones de varias organizaciones no gubernamentales de derechos humanos y entidades gubernamentales.
Cabe destacar que durante el gobierno del presidente Felipe Calderón (2006-2012), la Comisión Nacional de Derechos Humanos contabilizó 24.800 casos de personas desaparecidas; la Secretaría de Gobernación (Ministerio del Interior), bajo el actual gobierno, dio a conocer que se tienen registradas en ese periodo 26.567, mientras que  la oficina de Los Ángeles Times en México y la ONG mexicana Propuesta Cívica contabilizaron 20.851 desapariciones, de las cuales 11.201 son hombres y 8.340 mujeres.
Otro tanto hizo Human Rights Watch (HRW) en su informe de 193 páginas publicado el 20 febrero de 2013, titulado: “Los Desparecidos de México: El persistente costo de una crisis ignorada”, donde revela pruebas contundentes que indican que “miembros de todas las fuerzas de seguridad intervinieron en desapariciones forzadas, es decir, el Ejército, la Marina y las policías federales, estatales y municipales” en al menos 149 casos. Asimismo, el informe exhorta al presidente Enrique Peña Nieto a que defina una estrategia para investigar y erradicar las desapariciones.
Ahora es el momento preciso para que el presidente Enrique Peña Nieto tome en consideración la recomendación de HRW, no sólo para esclarecer el caso que tiene centrada toda nuestra atención, sino de todos los desaparecidos y evitar que más mexicanos corran con la misma suerte. El caso de los estudiantes de Ayotzinapa debe ser el detonante para que en este país termine con la impunidad y se empiece hacer justicia.
Durante la búsqueda de los 43 estudiantes se han hallado al menos 35 fosas comunes, de las cuales, en las primeras 26 se encontraron 28 cuerpos que no corresponden a los de los jóvenes normalistas. Estos hallazgos no deben de sorprender a nadie, pues son de los tantos desaparecidos que las autoridades federales y estatales tienen la obligación de identificar e investigar cómo llegaron ahí y, obviamente, hallar a los culpables.
Hoy México y el mundo se solidarizan con las familias y compañeros de los 43 estudiantes, pero también es momento de voltear a ver a las más de 30.000 familias que por años han enfrentado solos un vía crucis para tratar de dar con el paradero de sus seres queridos, y que además han tenido que sufrir del maltrato e indiferencia de las autoridades.
La sociedad no debe bajar la guardia una vez que Ayotzinapa quede atrás, al contrario debe seguir unida levantando la voz por todos aquellos que se encuentran ausentes y para que no se repita otro caso más.

AYOTZINAPA: LA HISTORIA DE LOS 43 https://www.youtube.com/watch?v=gA-ruJz_m0A
Publicado el 24 / septiembre / 2015
Transmitido en vivo el 30/05/2015
teleSUR tv
Publicado el 14/11/2014
La consigna que se escucha en las calles es "Vivos se los llevaron, Vivos los queremos", las manifestaciones no cesan en todo México, pidiendo justicia luego de la desaparición de los 43 normalistas de la escuela de Ayotzinapa.

Xalapa: Comunicado de estudiantes de la Facultad de Humanidades de la Universidad Veracruzana

Publicado el 28 / septiembre / 2015
Zapateando
Tejiendo las redes de otra comunicación

¡URGENTE DIFUSIÓN!
Comunicado urgente de compañerxs de la Facultad de Humanidades, que han decidido tomar la facultad 24 horas (tras un consenso entre diferentes facultades) como acto de repudio al permanente estado de violencia por parte del Gobierno
A la comunidad estudiantil
A diferentes facultades a personas y colectivos
Al pueblo en general
 Como individuos integrantes de una sociedad estamos atravesando una etapa descarada donde el orden social agrede continuamente sin importar ni a quién ni cómo. Hombres y mujeres no queremos ser pisoteados otra vez ni por el gobierno ni por la violencia simbólica de un sistema capitalista.
No queremos ser asesinados, desaparecidos o golpeados, ni ser criminalizados como delincuentes, vándalos o infiltrados. Pero en el escenario actual, en donde en reiteradas situaciones nos hemos dado cuenta del cinismo con el cual fuerzas policíacas agreden estudiantes, nos paramos, y evidenciamos nuestra preocupación, alarma, e inconformidad ante este acoso del cual estamos siendo sometidos sólo por el simple hecho de ser estudiantes.
Repudiamos los episodios de violencia hacia compañeros estudiantes y activistas, no podemos olvidar, el asesinato de la compañera salida de la facultad de Antropología, Nadia Vera, que por alzar la voz y organizarse fue asesinada, ni tampoco podemos olvidar el asesinato del compañero periodista Rubén Espinosa, reportero que cumplió con un deber hacia diferentes grupos, documentando información, fue amedrentado, se fue al DF, donde presuntos desconocidos, lo asesinaron ¡Vaya!, ¿en qué estado de violencia estamos? Podemos no tomar en cuenta los hechos narrados, ¿entonces qué papel estamos jugando como estudiantes e integrantes de una sociedad?
El asesinato de nuestros compañeros es un hecho que no podemos permitir nuevamente. Porque no solo es problemática de los estudiantes, sino de los trabajadores, las mujeres y los hombres. Es denigrante aceptar una burla por parte del Gobierno, que oculta cuáles son sus verdaderos intereses. ¿Qué haremos nosotros? Podemos seguir con nuestras ocupaciones diarias ¡es muy cómodo! Volteando hacia otro lado e indignándonos por redes sociales sin tomar postura.
Denunciamos el acoso por parte del personal de seguridad de la Unidad de Humanidades, es evidente, los guardias miran atentos cualquier tipo de actividad extraña, y prohíben organizaciones masivas, argumentando que antes los estudiantes deben pedir permiso a las autoridades. ¿Por qué le temen a las organizaciones estudiantiles? ¿A poco ya olvidamos el 2 de octubre?
Denunciamos nuevamente el ataque del Estado, a estudiantes de diferentes Universidades el 2 de octubre de 1968. ¡2 DE OCTUBRE NO SE OLVIDA!
Denunciamos la complicidad del gobierno del Estado por permitir la entrada de empresas transnacionales causantes de muerte y despojos en todo el estado. Jalcomulco, es un claro ejemplo, en donde las autoridades oficiales argumentan la construcción de presas para abastecer de agua A Xalapa, cuando en verdad se pretende construir una zona industrial capaz de administrar el agua y abastecer los intereses de Coca-Cola y Nestlé, en Coatepec, poniendo en peligro a decenas de miles de familias.
Denunciamos el acoso directo a activistas que denuncian y se organizan diariamente ante esta situación, siendo hostigados, e incluso desaparecidos, por evidenciar esta relación de poder y muerte.
Antes de continuar, es necesario aclarar, que este comunicado parte principalmente de la inquietud de varios, y para nada tiene la intención de ser representativo, sino se muestra con un carácter de postura en contra de una realidad. Y llamar a un debate entre diferentes compañeros de la Unidad e (integrantes de la UV) para debatir y tomar decisiones para sumar posturas en contra de proyectos de muerte, de leyes injustas, de un orden impune, de la violencia del estado, del ataque de policías, del incremento en los secuestros, extorsiones, desapariciones forzadas, criminalización de la protesta social y el aborto, alza en la economía, desempleo, pobreza, injusticia y desigualdad.
No podemos quedarnos con los brazos cruzados, y reconocemos que la organización horizontal funciona entre nosotros, para llegar a decisiones y acuerdos comunes. Prudente es evitar divisiones, y fracturas dentro de nosotros, que nos distraigan de nuestro objetivo principal, pero para ello es necesario tomar postura, no solo en el hecho de reanudar clases o no, sino una postura que denuncie en lo cual estamos nosotros inconformes.
Referente a la toma de la Unidad de Humanidades, hoy se toma, no por un grupo autoritario, ni por fascistas o vándalos, este día se toma por estudiantes cansados de la rutina despreocupante e insensible de un gran porcentaje de compañeros ¿qué más queremos que suceda para tomar postura y organizarnos? Día a día respiramos la violencia como descaradamente se pasea frente a nosotros, en las calles, en nuestras casas, a través de los medios de comunicación, en las redes sociales.
Hace un año desaparecieron 43 estudiantes de Ayotzinapa. Hoy el caso no se ha resuelto, y sí ha evidenciado la ineficacia, la impunidad y la corrupción de las autoridades gubernamentales. Mientras se habla de invertir más en seguridad y menos en educación. Los policías y militares siguen golpeando y atacando a inconformes. Petróleos Mexicanos está en crisis, el aumento en el precio de alimentos y servicios de salud, de transporte. Desplazan y atacan poblaciones, el dólar sube. Golpean estudiantes, asesinan periodistas. Aumenta el narcotráfico. Ecosistemas completos están desapareciendo.
Llamamos a diferentes sectores de la población a reflexionar el momento social, en las problemáticas a las cuales nos enfrentamos, todos nosotros como hombres y mujeres.
No podemos olvidar la golpiza de nuestros 8 compañeros por cuerpos paramilitares “matones pagados”. Ni hoy ni nunca podemos olvidar y dejarnos, pues el problema sigue creciendo y cada vez más nos afecta a todos.
Responsabilizamos al gobierno de Javier Duarte de cualquier intimidación, agresión, y desaparición de cualquier integrante de la comunidad inconforme, universitaria y civil.
Exigimos la renuncia de Arturo Bermúdez Zurita.
Exigimos la renuncia de Javier Duarte de Ochoa.
Exigimos el cese al acoso por parte de cuerpos de la SSP a compañeros Estudiantes.
Exigimos el cese a la vigilancia e intimidación por cuerpos policíacos y “orejas” alrededor de la Unidad de Humanidades. (Hay evidencias)
Denunciamos la vigilancia, y acoso, al Comedor Autónomo Universitario por parte de “orejas”, cuerpos policiacos y patrullas (hay evidencias)
Denunciamos la gran contaminación y daño hacia diferentes ecosistemas por industrias y empresas químicas y eléctricas.
Denunciamos la falta de postura de la Rectora de la UV Sara Ladrón de Guevara, ante los ataques a estudiantes de la universidad que ella supuestamente “administra”. (Hay evidencia)
Denunciamos nuevamente el asesinato, por parte del Estado de Veracruz, de Nadia Vera y Rubén Espinoza.
Denunciamos las agresiones a periodistas por parte de cuerpo policíacos como recientemente sucedió la madrugada del 16 de septiembre cuando policías vestidos de civil, golpearon y robaron material fotográfico del fotoperiodista Karlo Reyes. (Hay evidencias)
Llamamos a la comunidad estudiantil a tomar conciencia y postura, y dejemos de caer en discusiones secundarias, cuando nos están desapareciendo, golpeando, o matando, sólo por expresar ideas contrarias a las que están establecidas.
Porque somos seres humanos que no queremos normalizar la violencia y perder la poca libertad de la que ahora gozamos, para pensar, comunicar, crear y hacer.
Porque creemos que otras formas de organización son posibles, como la solidaridad y las relaciones horizontales.
Nos solidarizamos con los desaparecidos, asesinados y golpeados, por el nefasto estado-capital. Con las comunidades Zapatistas, por todos los que diariamente luchan y resisten por la vida y la dignidad.
Por la Libertad de comunicación, de pensamiento y de organización.
¡Por la vida, la libertad, y la dignidad!
ESTUDIANTES SOLIDARIOS
Xalapa Veracruz, 28 de septiembre del 2015
Unidad de Humanidades.

#Ayotzinapa: «Hasta el último aliento de vida que yo tenga», Doña Bertha Nava, mamá de Julio César Ramírez Nava

Fotografía: Andalucía Knoll
«Con mi último aliento»
Agencia SubVersiones
Publicado el 29/09/2015
Conmemorando un año de la trágica noche del 26 de Septiembre, miles de personas marcharon en el centro de Iguala, Guerrero. Encabezados por los padres de los 43 estudiantes desaparecidos, el hermano de Aldo Gutiérrez Solano, quien sigue en coma hasta la fecha y Bertha Nava, mamá de Julio César Ramírez Nava, quien fue asesinado aquella noche. Inauguraron dos monumentos, uno en la esquina donde los estudiantes fueron atacados –donde murió precisamente Julio César Ramírez Nava y Daniel Solís Gallardo– y otro en la terracería donde se encontró a Julio César Mondragón, sin rostro y sin vida.
Por Andalucía Knoll
29 septiembre, 2015
Fotos, videos y texto por Andalucía Knoll


Conmemorando un año de la trágica noche del 26 de Septiembre, miles de personas marcharon en el centro de Iguala, Guerrero. Encabezados por los padres de los 43 estudiantes desaparecidos, el hermano de Aldo Gutiérrez Solano, quien sigue en coma hasta la fecha y Bertha Nava, mamá de Julio César Ramírez Nava, quien fue asesinado aquella noche. Inauguraron dos monumentos, uno en la esquina donde los estudiantes fueron atacados –donde murió precisamente Julio César Ramírez Nava y Daniel Solís Gallardo– y otro en la terracería donde se encontró a Julio César Mondragón, sin rostro y sin vida.
http://i1.wp.com/subversiones.org/wp-content/uploads/2015/09/IMG_0449.jpg?resize=710%2C473
http://i2.wp.com/subversiones.org/wp-content/uploads/2015/09/IMG_0454.jpg?resize=352%2C234
http://i2.wp.com/subversiones.org/wp-content/uploads/2015/09/IMG_0459.jpg?resize=352%2C235
Doña Bertha se comprometió a luchar no sólo por su hijo, sino por los otros dos jóvenes asesinados, todos los heridos  y por la presentación con vida de los 43 normalistas.
http://i0.wp.com/subversiones.org/wp-content/uploads/2015/09/IMG_0480.jpg?resize=1024%2C682
«Para mí era lo más valioso en la vida, mi hijo, pero me lo quitaron. Aquí estoy, voy a luchar hasta el último aliento de vida que yo tenga, se lo he dicho a este presidente corrupto que no vamos a parar y yo especialmente no voy a parar, voy a seguir buscando estos 43 muchachos, porque en este momento nadie sabía, nadie sabía que iban a sacrificar a tres muchachos dejando lesionados a dos y heridos más de 50 y nadie sabía que iban a llevarse a 43 pero se los llevaron, pero esta muerte no va a quedar en vano señores, si es necesario dar mi vida aquí estoy dando y la voy a dar, paso a paso estoy dando».
http://i0.wp.com/subversiones.org/wp-content/uploads/2015/09/IMG_0461.jpg?resize=433%2C288
http://i1.wp.com/subversiones.org/wp-content/uploads/2015/09/IMG_0468.jpg?resize=192%2C288
http://i1.wp.com/subversiones.org/wp-content/uploads/2015/09/IMG_0513.jpg?resize=433%2C288
Después de la marcha, hubo un acto cívico en la plaza central de Iguala, donde los padres compartieron sus palabras y sentimientos, y el grupo de danza de Ayotzinapa, dedicó una danza a los 43. La rondalla de la Normal tocó su versión de la canción de Ayotzinapa que había vuelto famosa el cantante guerrerense Miguel Carrillo.
Rondalla 43
Agencia SubVersiones
Publicado el 29/09/2015
Conmemorando un año de la trágica noche del 26 de Septiembre, miles de personas marcharon en el centro de Iguala, Guerrero. Encabezados por los padres de los 43 estudiantes desaparecidos, el hermano de Aldo Gutiérrez Solano, quien sigue en coma hasta la fecha y Bertha Nava, mamá de Julio César Ramírez Nava, quien fue asesinado aquella noche. Inauguraron dos monumentos, uno en la esquina donde los estudiantes fueron atacados –donde murió precisamente Julio César Ramírez Nava y Daniel Solís Gallardo– y otro en la terracería donde se encontró a Julio César Mondragón, sin rostro y sin vida.
http://i1.wp.com/subversiones.org/wp-content/uploads/2015/09/IMG_0494.jpg?resize=1024%2C682