miércoles, 12 de abril de 2017

ALTO A LA GUERRA EN SIRIA (Alternativa, órgano informativo de discusión y análisis del FCR)

Estados Unidos lanzó 59 misiles de crucero contra una Base Aérea en Siria. Decenas de misiles Tomahwk fueron disparados a la provincia de Homs contra la Base Aérea Cheyrat. El brutal ataque es el peor atentado a la soberanía del pueblo sirio.
Donald Trump ha justificado la orden alegando "razones vitales de seguridad nacional". Tras ello ha hecho un llamado a las naciones "civilizadas de Occidente" a unirse a EE.UU para "terminar con la matanza y el derramamiento de sangre en Siria"
Cabe recordar que Siria está sometida desde hace 5 años al cruel ataque de grupos terroristas financiados por Estados Unidos, Israel, Arabia Saudita y países de Occidente, con el objetivo de apoderarse del territorio sirio y cercar a Irán.
El ataque se produce dos días después que el gobierno sirio rechazara de manera categórica el uso de armas químicas en IdIeb. La perversa manipulación de esos hechos por la administración Trump y la demonización del gobierno sirio, intentan buscar el consentimiento de la opinión pública para una intervención militar a escala internacional, que acabe con el gobierno de Bashar Al-Asad.
Este es el mismo guion empleado en Irak y Libia, donde no se encontraron armas químicas, ni de destrucción masiva. En nombre de la lucha contra el terrorismo, por la libertad y la democracia EE.UU provocó la desestabilización, generó violencia, asesinó a sus mandatarios, destruyó parte del patrimonio histórico y cultural de la humanidad, con el objetivo de apoderarse de las riquezas y el control de esos países. 
Son los mismos intereses hegemónicos imperiales que apuntan hoy contra Venezuela Bolivariana para arrancar del poder al Presidente Maduro. Los mismos que siguen manteniendo el bloqueo genocida más largo de la historia contra Cuba. Los mismos que utilizan organismos degradados como la OEA y gobiernos derechistas de la región en su cruzada anti-venezolana. Los mismos que le pagan importantes sumas al agente Luis Almagro para imponer su hoja de ruta, vociferando de la forma más grosera el llamado a elecciones inmediatas para que Maduro no llegue al fin de su mandato. 
Los mismos que prepararon y crearon las condiciones para asestar golpes de estado a lo largo de la historia de América Latina. Los mismos que manipulan y envilecen el sentido verdadero del respeto a los derechos humanos. Los que callan ante la violación sistemática a la ocupación de Israel en Palestina, los que permiten y avalan la detención y tortura de niños y adolescentes palestinos en cárceles sionistas, los que impiden al pueblo palestino el derecho elemental al retorno a la amada tierra, los que auspician el despojo, el racismo, la guerra y la ocupación. 
Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos
El Consejo Mundial de la Paz denuncia y condena los recientes ataques de misiles contra los blancos sirios el 6 de abril, como un acto de intensificación de la intervención imperialista en Siria y la región, sobre la base del supuesto uso de armas químicas por el ejército Sirio en Khan cerca de la ciudad de Sheikhoun, crimen realizado con motivos bajo sospecha de ser una provocación.
Los bombardeos estadounidenses de Siria no sólo constituyen la violación de los principios de la carta de las Naciones Unidas, sino también la continuación de las políticas estadounidenses de las anteriores administraciones estadounidenses, ahora por la administración Trump. Después de haber creado, entrenado y financiado a los grupos mercenarios armados de "ISIS" y otros, los Estados Unidos, la OTAN  junto con sus aliados en la región, están prestando apoyo a los grupos terroristas armados, a través de ataques contra el ejército sirio.
El Movimiento Mexicano por la Paz y el Desarrollo, se une a las voces a nivel internacional que condenan el ataque a Siria, pues puede ser el inicio de una 3a guerra mundial. El reciente ataque terrorista en Egipto es una alerta más de este terrible panorama.
¡POR LA LIBERACIÓN ECONÓMICA, CULTURAL Y POLÍTICA DE NUESTROS PUEBLOS!
IRAK Y SIRIA: DE LAS ARMAS DE DESTRUCCIÓN MASIVA AL GAS SARÍN
Marcos Roitman Rosenmann,
Analista Internacional
Como ya es costumbre, las disyuntivas que presentan los países que avalan el bombardeo de Estados Unidos en Siria se fundamentan en un hecho controvertido. Nadie puede asegurar que el ataque con gas sarín fuera una verdad irrefutable, de allí que los medios de comunicación se curen en salud y antepongan la coletilla presunto ataque con gas sarín. El resto ya lo conocemos. La fuerza aérea del régimen de Bashar Assad bombardeó la población de Jan Sheijun.
La noticia saltó a los medios de comunicación mediante una nota divulgada por la agencia Reuters, citando como fuente fidedigna al Observatorio Sirio de Derechos Humanos, en manos de la Coalición Nacional de Fuerzas Opositoras, y el frente Al Nusra. A partir de ese momento cobró fuerza y se esparció por todo el mundo. Las fuerzas gubernamentales, se dice, habrían bombardeado con gas sarín a la población civil, causando centenares de heridos y decenas de muertos.
Pero un artículo publicado por Javier Benítez, citando a Juan Aguilar, experto internacionalista, ponía en duda tal hecho. Con un título llamativo: Ataque químico en Siria, estamos ante un montaje, se limitaba a describir las imágenes proporcionadas por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Mirando con detenimiento, dice, se puede ver que las personas que prestan socorro no llevan guantes ni trajes de protección, ni escafandras, elementos imprescindibles ante un ataque con gas sarín. Entre otras consecuencias, el gas sarín se pega a la piel, produce intoxicación y puede terminar causando la muerte. Sin protección, la exposición al gas sarín afectará a toda persona que estuviera a su alrededor.
Es posible que la intoxicación se haya producido por la presencia de cloro, componente habitual en los depósitos donde se fabrican o guardan armas químicas. Ello daría credibilidad al gobierno de Assad negando el uso de gas sarín y reconociendo que bombardeó un depósito de armamento químico, donde posiblemente se ocultara gas sarín.
Curiosamente, Seymour Hersh, periodista estadunidense, galardonado, entre otros, con el Premio Pulitzer y uno de los más respetados por la profesión, señaló en una entrevista publicada por la página web Conjugando Adjetivos, el 5 de febrero de 2016, lo siguiente: Hillary Clinton aprobó el envío de gas sarín a los rebeldes sirios. Según cuenta, la administración Obama buscó acusar al gobierno de Siria de realizar ataques con gas sarín para utilizarlo como excusa para invadir Siria. Igualmente, manifestó, Hillary Clinton había aprobado el suministro de armas químicas a los rebeldes sirios. La CIA y el M16 británico asumieron la misión, subraya Hersh, de trasladar las armas de los arsenales procedentes de Libia a Siria.
Nada de lo apuntado ha sido puesto sobre la mesa. Los medios de comunicación se han limitado a reproducir las afirmaciones de los rebeldes y dar por bueno el ataque de Donald Trump a la base militar de Shairet. Europa Occidental, la OTAN y los aliados fieles, Gran Bretaña, Francia, se han apresurado a dar el visto bueno a un ataque que vulnera todos los principios del derecho internacional.
Parece ser que cualquier duda razonable cae en el saco del maniqueísmo. Inmediatamente surgen los cuestionamientos. ¿Acaso estás de acuerdo con el asesinato de niños y población civil? ¿Apoyas a un tirano? ¿El mundo no estaría mejor sin Bashar Assad? Cualquier argumento en sentido contrario se desvanece en medio de un aluvión de insultos y la consabida descalificación.
Lo dicho me recuerda la campaña lanzada por Estados Unidos para justificar la segunda invasión a Irak: la existencia de armas de destrucción masiva. Todos los informes realizados por científicos, analistas y comisiones señalaban su inexistencia. A pesar de las manifestaciones y de los millones de personas que en todo el mundo salieron a protestar bajo el grito de ¡No a la guerra!, desmontando tal afirmación, el trío de las Azores procedió a invadir Irak en nombre de la lucha contra el terrorismo internacional. Su argumento central era irrefutable: que Sadam Hussein y sus ejércitos tenían dichos arsenales. No pasó mucho tiempo para que se demostrara la falsedad y la inexistencia de las armas de destrucción masiva. Pero ninguno de los conocidos como el trío de las Azores, Blair, Bush y Aznar, han asumido responsabilidades ni han sido juzgados por crímenes de guerra. Siguen defendiendo la invasión argumentando que Irak es un país seguro (sic).

Hoy se pretende hacer nuevamente lo mismo: ocultar la verdad a cambio de conseguir el objetivo final, que es invadir Siria bajo el pretexto de poseer arsenales, bombardear con armas químicas y gas sarín. El negocio será, como siempre, para las multinacionales. Ya se están frotando las manos y repartiéndose el botín. 
REFLEXIONES QUE INCITAN A LA PRUDENCIA
Michel Collón, Analista Internacional
www.michelcollon.info/es
¡Reflexionar con prudencia!
Cuando somos bombardeados con informaciones sobre una “masacre” que sirve para justificar los bombardeos de EEUU, siempre tiene interés recordar los precedentes. En 2003, las “armas de destrucción masiva” habían servido ya como pretexto a George Bush para hundir a Irak en el infierno. Entonces decíamos: eso es una mentira de los medios de comunicación; no se nos ha creído. Ahora todo el mundo lo reconoce pero, para los iraquíes, es demasiado tarde.
En 2013, ya se acusó a Damasco. Pero la investigación oficial de las Naciones Unidas (que sin embargo estuvo muy infiltrada por EEUU) ha concluido con la imposibilidad de designar el campo responsable. Por contra, el Instituto de Tecnología de Massachusetts (EE.UU.) ha atribuido el ataque a los rebeldes. En mis libros, he explicado cómo cada guerra es precedida por una gran mentira de los medios (Vietnam, Panamá, Irak, Yugoslavia, Palestina, Afganistán, Libia, Siria, Costa de Marfil). Esta es una técnica para calentar la opinión; conviene no dejarse manipular sino reflexionar.
¿Quién tiene interés en esta provocación?
No estando en el lugar, no pretendo saber lo que ha pasado. Por otra parte, en semejante asunto, NADIE puede afirmarlo con certeza. Sería necesaria una investigación, imparcial, lo que tardaría algún tiempo. Observo que en la revista francesa Challenges, ayer, los expertos militares franceses cuestionaron la responsabilidad del ejército sirio.
La primera pregunta que hay que hacerse es: ¿quién tiene interés en eso? ¿Cuál es la situación actual en Siria? Las organizaciones terroristas pierden cada vez más terreno. Al-Nusra había ocupado varias docenas de ciudades alrededor de Hama, pero la contra-ofensiva del ejército sirio había liberado el 85% de los territorios perdidos y avanzaba hacia las bases de Al-Nusra. Cuando la situación de las armas le es favorable, ¿Damasco cometería la estupidez de emplear esta arma, inútil, y provocar a la opinión internacional?
Se piense lo que se piense del gobierno de Damasco, debemos al menos  preguntarnos siempre ¿cuál es, en este momento, el interés de los unos y los otros? ¿No es la oposición, en dificultades, la que vería su única salvación en una intervención internacional?
Los Estados Unidos acababan de decidir que les correspondía a los sirios decidir si Assad debía permanecer o no. La negociación, bloqueada desde 2011 se comprometía por fin. ¿Qué fuerzas estaban interesadas en sabotear esta negociación? Digan lo que digan nuestros medios de comunicación, el presidente sirio aún cuenta con el apoyo de una gran parte de su población.
Es necesario observar que la base siria bombardeada se utilizaba principalmente para apuntar a Daesh alrededor de Palmira. ¿Qué ha pasado después del bombardeo de Estados Unidos? Pues que Daesh ha pasado al ataque contra el ejército sirio.
¡Verificar la verosimilitud!
Así que, ¿el ejército de EEUU bombardea la base siria de Al-Chaayrate, de donde habrían partido las armas químicas? Esperad, protestáis contra el uso de armas químicas, ¿pero bombardeáis un almacén de armas químicas con el riesgo de provocar una gran contaminación? ¿Es esto lógico?
La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OIAC), que supervisó la destrucción de las existencias de armas declaradas por Damasco en septiembre de 2013, declaró en enero de 2016 que este stock había sido destruido totalmente (La Dépêche. fr, 05 de enero 2016). Seymour Hersh, famoso periodista estadounidense (Premio Pulitzer) había demostrado que los rebeldes habían sido provistos con armas químicas.
Para hacerse una idea de las cosas, uno debe también siempre escuchar a los “malos”. Damasco había informado a las Naciones Unidas que un convoy de doce camiones llegados de Turquía había encaminado las sustancias tóxicas hacia Idlib, pero la ONU no lo ha investigado. ¿Es eso lo que habría sido bombardeado por el ejército sirio? ¿No haría falta una investigación antes de hacer cualquier cosa?
Los hechos acontecen cuando la coalición de Estados Unidos y Europa es acusada de haber matado a más de setecientos civiles en Mosul (Irak) y Raka (Siria). ¿Dos pesos, dos medidas? ¿Distracción? El 17 de marzo, los sirios han derribado un avión israelí que violaba el espacio aéreo y apoyaba a los terroristas entorno a Palmira. ¿Qué medio ha investigado sobre este asunto?
¿Cómo entender estos eventos? En 2013, Trump se opuso a un bombardeo. Repitiendo en su campaña que Washington no debía participar en los conflictos en Oriente Medio. Promesas electorales, diréis. Sin embargo, el 57% de los ciudadanos de los Estados Unidos han dicho que estos debían ocuparse menos de los asuntos de otros países y más de sus propios problemas. 
Pero ahora el ‘establishment’ de Estados Unidos desencadena una enorme presión para que vuelva al rebaño y se una a los que quieren la guerra. Los traficantes de armas se regocijan y presionan a los países europeos para duplicar sus gastos militares en detrimento de los presupuestos sociales. ¡La guerra, eso da beneficios!
Esto llevaría a un gran conflicto con Rusia y China. Vivimos en un mundo cada vez más peligroso. Es urgente volver a crear un movimiento internacional contra la guerra. Empezando por vigilar la información.

Como escribíamos en 2008 a la llegada de Obama, la política de los EEUU no se decide por un solo hombre y el presidente es en el fondo un empleado. Son fuerzas superiores las que deciden: las multinacionales dominantes. Inquietas al ver el declive de los Estados Unidos, buscan el desfile. Los estrategas de EEUU están divididos, la campaña lo ha demostrado.
SALVA DE POEMAS SIRIOS
Álvaro Ruiz Rodilla: Doctor en Letras Hispanoamericanas por la Universidad de Toulouse y la Universidad de Sevilla.
Desde hace cinco años, Siria ha sido devastada por un conflicto que recuerda otros infiernos del siglo XX, entre el fuego cruzado de las tropas de Bashar al-Asad, las potencias, las tropas rebeldes y la barbarie del EI. Las verdaderas víctimas son los civiles que hemos visto, una y otra vez, errar por montañas de escombros o huir masivamente hacia las costas del Adriático.
En estas circunstancias, la información noticiosa, fría y repetitiva, es más que insuficiente para aproximarse a la experiencia de la guerra. Los siguientes poemas quisieran mostrar el rostro más humano de una nación en ascuas. Acaso algunos de ellos constituyen un verdadero “informe sobre la ciudad sitiada”. Recopilados y traducidos por la poeta árabe francófona Maram al-Masri (Latakia, costa mediterránea, 1962), se reúnen poetas laureados, jóvenes, desconocidos o aún nóveles en El amor en tiempos de la insurrección y de la guerra. Antología de la poesía siria de hoy (L’amour au temps de l’insurrection et de la guerre. Anthologie de la poésie syrienne d’ aujourd’hui, Le Temps des Cerises, 2016). La antóloga nos aclara esta intención: “quisiera crear, como un puente entre Oriente y Occidente, un poco como Nut la Egipcia a través de la cual viajan el día, la noche y las estrellas, un puente por el que puedan pasar las palabras de los poetas de mi país. La poesía puede transformar la vida cotidiana de la guerra y entresacar un cierto valor universal. […] El papel del poeta no es el de maquillar a la muerte. Sino el de decir la verdad. Al mismo tiempo, tiene que tener la inteligencia de inmiscuirse en el inconsciente del lector. […] En este siglo XXI, también esperamos de la poesía un elemento que influya en el mundo”.

Entre los poetas de la antología, ninguno es portavoz de la dictadura ni del Estado Islámico. Representan más bien la diversidad cultural, étnica y confesional de la sociedad siria. La mayoría se publicaron en redes sociales,  a veces poniendo en riesgo la vida de sus autores, por lo que en algunos casos se omiten ciertos datos biográficos. La mayoría han nacido entre finales de los cincuenta y principios de los noventa; sus voces oscilan entre la esperanza, el amor, el desamparo del exilio, la crudeza de las imágenes de guerra y un erotismo que surge sorprendentemente de las cenizas. 
Dara Abdallah (Qamishli, nacido en 1990. Fue prisionero)
Frente al retén militar en la provincia de Damas
Un joven de cerca de veinte años
Está muy atareado en la limpieza de su Kalachnikov.
Toma tanto cuidado en la pulcritud de su arma
que descuida su persona.
Su rostro cansado está cubierto de polvo
pero su arma brilla.
Los humanos están cansados,
Las armas en muy buena condición.
¿Por qué los instrumentos de muerte

deben ser tan bellos?
Maha Becker (Qamishli, nacida en 1967)
1. La terraza está iluminada y un soldado le da de beber a un perro herido.
2. El intercambio de disparos es muy intenso y los árboles musitan algo incomprensible.
Roberto también, en la terraza.
Me aconseja leer un libro: la historia del movimiento intelectual en el islam… la revolución de los Negros… la revolución de los Qarmatíes… Y yo he fijado el ojo en su índice, esperando que me desabroche la camisa y toque el textil sirio.
3. En el espejo, un hombre que ladra. He hecho trampa en el examen de educación islámica. He matado a mis hermanos. Luego he escondido sus cuerpos en un libro de amor y me he casado con José.
4. Nada… se me ha caído un vaso de la mano… Hay un niño chico que dibuja un avión sin alas y una mujer que le lanza mis ideas al viento.

5. No hay nada que mencionar… Sólo han regresado de la guerra y me han traído mis brazaletes.
Khaled Soliman El Nassiry (nacido en 1979)
No era maga,
la que pulverizó el polvo del sueño sobre los niños para hacerlos dormir
Tal vez ni siquiera era polvo de sueño
y tal vez, incluso,
los niños ni estaban dormidos.
Tal vez estaban nada más haciendo trampa
para que les viniera el sueño.

Unos chiquillos salieron a jugar
Regresaron con las marcas
de sus juegos encima
agujeros en su ropa.
En otra calle un joven
en la flor de la juventud
quiso irse a la guerra
pero se peleó con su sombra
Y su sombra regresó sola a casa

En otra calle el hijo del vecino
le ha mandado desde la ventana de su cuarto
un beso a la hija del vecino
que espiaba desde la ventana de enfrente
el francotirador dio en el blanco.

Una casa sentada al hombro del río
Una familia reunida de noche
En el río, la sangre ha pasado
y aún no se convierte en agua.
La familia supo que esa sangre era la de su hijo
sangre de la música que emergía

Ahora hay alguien que grita
llega justo como un meteoro
cayendo sobre un hermano
que hubiera pedido un deseo

más fuerte que el destino

No hay comentarios: