sábado, 8 de abril de 2017

TRABAJADORAS DE SALUD EN HUELGA DE HAMBRE LLEGARÁN HASTA LAS ÚLTIMAS CONSECUENCIAS

TRABAJADORAS DE LA SALUD DE CHIAPAS EN HUELGA DE HAMBRE
Por Eleazar Domínguez Torres
Cheletv
06 abril, 2017
Tuxtla Gutiérrez Chiapas, 06 de Abril de 2017.-Al cumplirse setenta y dos horas de haberse declarado en huelga de hambre, trabajadoras del sector salud manifestaron su disposición de llegar hasta las últimas consecuencias debido a la omisión del Secretario de Salud, quien no solo no ha querido resolver la demanda de los inconformes, sino que despidió a catorce trabajadores, cabezas visibles de la lucha iniciada desde meses atrás.
María de Jesús Espinosa de los Santos, durante un breve mensaje a los medios de comunicación, señaló:
“El día de hoy estamos cumpliendo setenta y dos horas de ayuno forzado y agradezco el apoyo y solidaridad a la población, a mis amigos y amigas y compañeros de salud, porque esta decisión de entrar a la huelga de hambre la hice porque conozco y tengo conciencia de la realidad, de la vida corrupta de los políticos quienes no me dejaron otra opción más que poner en riesgo mi salud y mi vida…
Corre Vídeo:

Huelga de hambre como recurso extremo de lucha
La Voz del Anáhuac
08 abril, 2017
Trabajadoras de la Salud en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, iniciaron el lunes 3 de abril una nueva etapa de lucha, recurriendo a una medida extrema: la huelga de hambre.
Ellas luchan por la vida: exigen que se abastezca de medicamentos, material de curación, instrumental, equipo y todo lo necesario para una atención médica de calidad para toda la población en las unidades médicas, clínicas y hospitales públicos en esta ciudad y en todo el estado de Chiapas.
No están demandando mejoras salariales. Acusan a la Secretaría de Salud de mantener adeudos millonarios con SAR, Fovissste y aseguradoras, entre otras instituciones, así como denuncian que no hay ni curitas en los hospitales, mucho menos medicamentos o material quirúrgico.
Están exigiendo a la Secretaría de Salud que resuelva ya el desabasto de los insumos necesarios para la atención médica, pues su escasez ha provocado incluso muertes entre los pacientes. Esta protesta inició hace años, pero ni el gobernador ni el secretario de salud les han prestado atención.

Han sido despedidas 14 trabajadoras de la salud en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, principalmente enfermeras. Ante esto han decidido recurrir al ayuno forzoso, como medida extrema. Paradójicamente, las participantes en esta lucha por la vida tienen que recurrir a poner en serio riesgo su propia vida, dada la sordera del gobierno.

Cada 48 horas se sumarán 2 trabajadores más a la huelga de hambre, hasta que sus demandas sean atendidas.
Exigen también que se respeten sus derechos laborales, que se reinstale a todas las trabajadoras despedidas a causa de estas protestas.
En apoyo a las enfermeras, el 6 de abril, un grupo de trabajadores de diferentes Centros de Salud de la capital chiapaneca realizaron una marcha silenciosa del parque central hasta el Hospital de la Mujer.

En los últimos días de marzo también hubo protestas y paros laborales en otros municipios de Chiapas por las mismas razones: en Comitán de Domínguez, Las Margaritas, Ocosingo, Altamirano, Sitalapa y otras localidades, sin embargo la instalación de “mesas de negociación” y la restricción del paro a áreas administrativas, sin afectar el funcionamiento de clínicas, hospitales y centros de salud, han sido los mecanismos de las autoridades para contener el conflicto.
Hay que decir que esta problemática ha hecho crisis en Chiapas, pero existe en todo el país, como resultado de la política privatizadora que está aplicándose en todo el sistema de salud pública, como preámbulo de la llamada reforma estructural anunciada como “universalización de la salud”, que aún antes de ser aprobada se está instrumentalizando ya.

El problema del desabasto de medicamentos en todo el sistema de salud pública es más antiguo, como consecuencia de los recortes presupuestales a la salud pública. Y se agudizó desde que se privatizaron los fondos de pensiones del IMSS e ISSSTE (en 1997 y 2000) con la creación de las llamadas Afore. En síntesis, la crisis que padece la salud pública es resultado de la aplicación de a política neoliberal en todo el gasto social.  

No hay comentarios: