martes, 4 de abril de 2017

Bitácora de viaje: Este no es un #FelizDíadelTeatro. (Justicia para Teodulfo y Kuykendall)



El compañero Teodulfo Torres en la marcha del 10 de junio de 2012.


27 de marzo de 2014

La mañana del 1 de diciembre de 2012, el #1Dmx, Juan Francisco Kuykendall, hombre de teatro y militante político adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona del EZLN, fue herido con una granada de gas lacrimógeno disparada por uno de los agentes de la Policía Federal parapetados detrás de las vallas metálicas que como un acto de provocación, por órdenes de sus jefes en los gobiernos federal y de la ciudad México, montó el ex comisionado nacional de seguridad Manuel Mondragón y Kalb en las inmediaciones del Congreso de la Unión.

Director de la Agrupación Teatral Mitote, Kuykendall iba acompañado ésa mañana por uno de sus actores y amigos, el también adherente de La Sexta Teodulfo Torres Soriano, mejor conocido como "El Tío", quien al ir grabando lo que ocurría registró el momento del disparo. Teodulfo Torres Soriano se convertía así en el testigo estrella del caso de agresión en contra de su maestro y compañero, a quién el impacto del proyectil le provocó una fractura craneoencefálica con exposición de masa cerebral que lo postraría 421 días en una lucha personal y de sus familiares y amigos por su vida, hasta fallecer el 25 de enero de 2014.

"El Tío" fue el primero en auxiliar a Kuykendall, con ayuda de jóvenes solidarios que después han sido estigmatizados como parte de una práctica de criminalización protagonizada por el Estado mexicano; él fue quien presentó la queja 2/2012/10338/Q ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos y la denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal que sería remitida a la Procuraduría General de la República e integrada a la averiguación previa AP/PGR/DF/SPE/XVIII/6780/12-12; su testimonio, como escribe Gisela Martínez (@giseleando), desmentía la versión oficial de que no se usaron balas de goma contra las y los manifestantes por la toma de posesión de Enrique Peña Nieto el #1Dmx.

El 23 de marzo de 2013, 112 días después del #1Dmx y, por supuesto, antes de ser llamado a declarar por el caso Kuykendall, "El Tío" sería desaparecido. Las circunstancias que envuelven su caso apuntan a que estamos frente a una desaparición forzada. Dicho en otras palabras, en Juan Francisco Kuykendall y Teodulfo Torres Soriano, tenemos los primeros casos de asesinato y desaparición forzada por razones políticas de la administración de Enrique Peña Nieto y quién siguió a pie juntillas sus órdenes de represión renunciaría a su puesto envuelto en un halo de total impunidad.

Hoy, en distintos rincones de este desgastado e hiperexplotado planeta se celebra el Día del Teatro; hace tres años, estas celebraciones se empañaron en México con el asesinato del joven Juan Francisco Sicilia, hijo del poeta Javier Sicilia, y sus amigos. Hoy, pienso en Juan Francisco Kuykendall, un actor de la escena teatral a quien la intuición y la indignación lo acercaron a la escena política y social, y en Teodulfo Torres Soriano, un actor de la escena social y política a quien la indignación y la intuición lo llevaron de la mano a la escena teatral.


Imagen grabada por Teodulfo el 1 de diciembre de 2012. Al llegar frente a San Lázaro, los policías ya estaban disparando gases lacrimógenos desde atrás de la valla metálica. Teodulfo comenzó a documentar estos hechos. Un momento después alcanzó a registrar el momento en que un proyectil impacta en la cabeza de Kuykendall. Teodulfo dejó de grabar para ir en auxilio de Kuykendall.

Este no es un #FelizDíadelTeatro.
Quizás también le interese: